Diagnóstico

Como estos desórdenes son multicausales, se necesita de una evaluación completa para confirmar el diagnóstico. Esta evaluación o análisis de la oclusión tiene 2 componentes:

  • Una minuciosa historia médica, de la mordida, dental y del sueño.

encuesta_sueno
Descargar encuesta del sueño

  • Un exhaustivo examen físico del paciente que incluye:
    • Examen de la oclusión o mordida dental y de las vias areas superiores.
    • La palpación de los músculos de la masticación que están en cabeza y cara, que incluyen hasta los del cuello y a las articulaciones buscando áreas de inflamación, dolor y tensión.
    • Mediación del rango o capacidad de abertura de la mandíbula.

    • Auscultación, con un aparato de ultrasonido (Doppler), de las articulaciones para ubicar y determinar el tipo de ruidos de las articulaciones.

      

    • Referencia para el estudio del sueño ambulatorio.
    • Modelos de yeso articulados de los dientes de estudio.
    • Referencia para diferentes exámenes radiográficos o de imagenes de cuello, ATM y cabeza.
    • Determinación de relación interdentaldental con una musculatura relajada con un aparato ultra TENS.
    • Toma de la presión arterial

Por supuesto que otras enfermedades sistemáticas pueden causar síntomas parecidos a los de estos desórdenes. Por esta razón, un Odontólogo con un entrenamiento especial en estos problemas, debe determinar si son en realidad causados por los desórdenes temporomandibulares o no, necesitando en ocasiones de la ínter consulta con otros profesionales de la salud.